Un truco de cartas clásico donde el espectador hará de mago sin saberlo, ira eligiendo libremente el color de cada carta y al final del juego se comprobara que ha sido capaz de acertar el color de cada carta.

Un truco de cartas fácil de aprender y de hacer muy impactante para tu público, se sorprenderán y mucho cuando vean que han acertado todos y cada una de los colores… no puede faltar en tu arsenal de magia.