El mago se lleva la baraja de cartas a la espalda y el espectador hace lo mismo, ambos eligen completamente al azar una carta la dan media vuelta y la pierden en el mazo, después se intercambian las barajas y se comprueba que mago y espectador han elegido la misma carta.

Este es muy visual al espectador le parecerá imposible que hayan elegido los dos la misma carta no se lo podrá creer, un truco muy fácil de aprender entra en el vídeo y te cuento como se hace.