Este es un juego clásico de magia con cartas donde los colores se separan por arte de magia como hacen el agua y aceite.

Un truco de cartas que sorprenderá a tu público de ver como milagrosamente los colores se separan entre si, no puede faltar en tu repertorio de juegos con cartas.